Ragusa Ibla

Hoy queremos enseñaros este bonito vídeo realizado por el Team Crazy Eagles con un dron en el hermoso pueblo de Ragusa Ibla, espero os guste!



Una extraña lluvia en Sicilia...

Etna, 23 noviembre 2013, una extraña lluvia, no de agua sino de ceniza!!


Otra vez el Etna en erupción. Y esto es normal ya que mediamente eruta unas veintenas de veces al año. Como normal es que a veces, causa del erupción, llueva ceniza o unas pequeñas piedras, los piroclastos, lo que crea un insólito y raro espectáculo para los turistas y la gente que no vive en los alrededores, claro,  aunque la gente que vive por allí ya está acostumbrada y entonces, sin quejarse, saca la escoba para limpiar delante de su casa, la manguera para limpiarse el coche, y el paraguas para repararse de los piroclastos!! La verdad es que muy curioso ver esos camiones quitanieves utilizados para quitar la ceniza en las calles de esos pueblos...

Articulo en El Viajero de El País

Hoy hemos encontrado este interesante articulo sobre el sur-este de Sicilia en el blog de viajes "El viajero" en El País:

http://elviajero.elpais.com/elviajero/2013/11/11/actualidad/1384185415_317982.html

Nuestro viaje a Sicilia en Septiembre

Articulo escrito por Jaime
Hola Boris, como sabes hemos estado en Sicilia 6 amigos desde el 30-08-2013 hasta el 08-09-2013, diez días que, tenemos que reconocer, nos han resultado insuficientes para conocer la isla, nos han faltado lugares importantes y también ir con un poco más de tranquilidad para poder disfrutar más y mejor de lo que hemos conocido, pero hemos estado en lugares maravillosos y pensamos que si nos ha faltado algo por ver y conocer, ya tenemos una buena excusa para volver.
Lo primero que quiero resaltar es la suerte y el acierto que tuvimos al contratar con vosotros los alojamientos y de seguir vuestras recomendaciones, gracias a ello hemos podido conocer y disfrutar de Sicilia de una forma especial y diferente al turismo clásico.

El viaje podemos dividirlo en 3 etapas (1 por cada alojamiento):
1ª Etapa. Alojamiento en Paceco (100% recomendable). Precioso, espectacular, acogedor, cómodo, etc. (se me acaban los adjetivos), no quiero que se me olvide destacar a M. y A., los desayunos fueron buenísimos.
Lo que conocimos: Palermo, bonito pero bastante descuidado, lo mejor la Capilla Palatina.
Segesta y Erice, 2 lugares muy bonitos e interesantes, donde probamos los Cannoli Siciliani, ¡¡riquísimos!!. También vimos “La Grotta di Mangiapane” en Cornino.


Sicília tardoral

Articulo escrito por Rosa y Ramon

Sicília. Tant desconeguda i tant semblant. Tant allunyada i tant pròxima. Tant que esdevé sospitós  el desconeixement i atraient la descoberta. Com aquell racó que descobrim a prop de casa i que ens fa sentir que som a un paradís desconegut o, com aquella mirada fugissera però pròxima i còmplice.
Mediterrani. Viure, plegats, mediterràniament: colors, llums, gents, somriures, gestos, menjar, vins, crits... i carrer, molt carrer.
Mediterrani. Viure, divers, mediterràniament: platges sense sorra, volcans altius, runes hel·lèniques imponents, pasta excelsa, conducció accelerada, i cafè cafè.

En un triangle meravellós, tracem itineraris plens de giragonses. Catània, Siracusa,  Palazzolo, Ragusa, Caltagirone, Donnalucatta, Pantalica. Teatre al carrer, runes, barroc, platges, ceràmica. Tot sota la ombra d’en Montalbano.
Ragusa, Agrigento, Scala dei Turchi. La magna Grècia, les figues de moro, la platja blanca màgica, pluja a bots i barrals i espaguetis al ricci di mare.
Agrigento, Sciacca, Selinunte,Tràpani, Erice, San Vito, Marsala. Mar, illes, salines, pobles medievals, i hosteries màgiques on et serveixen el peix que acaben d’entrar en galledes, mig amagades, els pescadors. I limoncelo.
Tràpani, Segesta, Palermo, Catània, Etna, Santa Venerina, Aci Reale, Aci Trezze,...Valls de lava, terra negra, ports de pescadors i mars de tarongers, mercats al carrer, formatge i birra, crits i somriures...
Sicília tardoral en un estiu que no vol marxar i, pocs turistes i molt sicilians.
Endinsats en la llum, el color i l’esprit de Sicília, ens declarem presoners i agraïm l’acolliment, l’amistat i la dedicació rebuda.


Rosa i Ramon

En coche por Sicilia

Articulo escrito por Cris y Adri
Nota de Trinakria Tours: Este diario de viaje tan bien detallado resulta muy útil porqué es el clásico ejemplo de un tour por Sicilia de 15 días, tiempo de estancia minima para realizar todas las visitas relatadas a seguir. Además al final hay notas muy interesantes y practicas y consejos de gastronomía y de idioma!! Personalmente no estamos de acuerdo con la nota nº 1 pero hace parte de las vivencias de los viajeros que han escrito este diario y va respetada por supuesto.

Llegamos al aeropuerto de Palermo un domingo. Estaba en obras, lo que nos obligó a coger una pequeña furgoneta para ir a la zona de alquiler de coches. Menos mal que nos habíamos asegurado de llevar tarjeta de crédito porque vimos varios compatriotas con problemas a la hora de coger el coche por no tener dinero para la fianza de 600€.

DIARIO DE NUESTRA VISITA A SICILIA.

Articulo escrito por Ana N.

Estuvimos en Sicilia desde el  1 al 14 de agosto. Las dos primeras noches las pasamos en Palermo, en casa de Giuseppe, en un edificio rehabilitado pleno casco antiguo. Giuseppe nos recogió del aeropuerto y fue nuestro mejor guía. No sólo nos recomendó los sitios mas populares del casco antiguo de la ciudad, como el mercado de Ballaró, que nos sorprendió por la exuberancia de frutas, verduras, alejado del turisteo, sino que nos recomendó un tour por toda la isla.
Mercado de Ballarò
Palermo
Es imposible enumerar la cantidad de iglesias barrocas o gótico-normandas que recorrimos. A destacar la Capilla Real, sede del actual Parlamento de Sicilia, que conserva unos deslumbrantes mosaicos bizantinos en perfecto estado. Puedes pasarte más de dos horas fascinado por sus destellos. La gastronomía y la artesanía son dos grandes atracciones entre palacios y capillas.          
Tienda de marionetas típicas sicilianas (los "Pupi")
Monreale
 Paramos en Cefalú, con unas playas maravillosas hasta que llegamos al valle de Alcántara, cerca del Etna. Hay una  garganta bellísima de calizas plegadas, pero llena de gente. Incluso un ascensor de pago que evita las escaleras que bajan al cauce. Si sigues el cauce hacia arriba por la carretera hacia Castiglione puedes darte unos baños tranquilamente.
Gole dell'Alcantara
Castiglione di Sicilia es un pueblo medieval entre el valle y el volcán, con grandes vinos que merece la pena degustar. Y en Villafranca de Sicilia, fuimos a una casa de comidas (Rapisardi, no os lo perdáis) donde nos comimos unos macarrones hechos por ellos deliciosos, por 3 euritos. No nos quedó otra que repetir al día siguiente. Suculenta cocina tradicional a precios increíbles, ¡¡y más si lo comparas con Taormina!!
Etna
La visita al Etna la hicimos por la cara norte, la menos turística. Es como si viajaras a Marte. Las vistas son maravillosas, y bajo la lava se encuentra una capa bastante gruesa de nieve.
La siguiente parada fue Taormina, con su imponente teatro griego, con el Etna al fondo. Por lo demás, grandes boutiques, lujosos hoteles y mucho turismo con cierto nivel adquisitivo, aunque merece la pena pasear su casco antiguo.
Teatro de Taormina
Siracusa merece un día entero, el casco antiguo, la judería, las murallas de Arquímedes que defendieron luego la isla con Carlos V de los turcos… la catedral es una joya ya que integra dentro las columnas dóricas de un templo griego muy bien conservado.
Siracusa, el Duomo
El museo arqueológico de Siracusa está muy recomendado, aunque en mi opinión está un poco abandonado. Podrían mejorar la parte didáctica y realizar una selección de los restos materiales expuestos. Si alguien piensa visitarlo después de comer para evitar estar expuesto al sol las horas de comer le desaconsejo la idea, porque no tiene aire acondicionado!!
El viaje entre Siracusa y Ragusa por la costa es una maravilla. Y cuando el viajero entra en Ragusa-Ibla tiene la sensación de viajar en el tiempo. Una ciudad destruida por un terremoto a finales del siglo XVII, que reconstruyeron por completa, y así está hoy. A mí fue la ciudad que mas me gustó de toda la isla, que ya es decir. Patrimonio de la Humanidad, más de 13 palacios civiles barrocos, sin contar claro las otras tantas iglesias, y sus calles y plazas empinadas. Es una ciudad enclavada en un tajo de caliza, excavado por un pequeño rio de caudal irregular. Allí se rodó una serie muy popular en Italia, protagonizada por el inspector Montalbano, basada en las novelas de Andrea Camilleri. Si os gusta la novela negra, Camilleri levanta pasiones entre los aficionados. Yo ya voy por la cuarta. Cerca de Ragusa está Noto. Otra maravilla.
Ragusa Ibla
Cerca de Ragusa está el yacimiento de Palazzolo Acreide, que se puede visitar prácticamente en soledad. Puedes imaginar cómo sería la vida de un griego allí.
Palazzolo Acreide
El siguiente tramo del viaje debería de transcurrir por Piazza Armenina, la villa romana mejor conservada y famosa por sus mosaicos. Nosotros decidimos ir por la costa, para pasar por Palma di Montechiaro, donde dicen que se inspiró Giuseppe Tomasi di Lampedusa para escribir el Gatopardo. Craso error, ya que apenas queda nada reconocible, y pasamos por paisajes “pocos turísticos” como Gela, que destaca por su escasez de belleza, entre otros características.
Visitamos el Valle de los templos en Agrigento por la noche, en las visitas nocturnas, muy recomendable por las altas temperaturas. Para mi gusto Agrigento está muy masificada, y eso afecta al propio valle de los Templos. 
Agrigento, el Valle
Visitamos también Eraklea Minoia, el enclave del yacimiento es simplemente mágico, aunque la conservación de los restos deja que desear. Yo me quedo con la visita al yacimiento de Selinunte, del que no tengo imágenes, pero fue el más espectacular.
Y finalmente Trapani, la ciudad con mas influencias africanas, con un cuscús maravilloso. Una ciudad con encanto, famosa por su gastronomía y ocio nocturno.
Un último consejo especialmente femenino. Todavía al entrar en las Iglesias tenemos encima al clérigo de turno que nos obliga a cubrir nuestros “pecaminosos cuerpos” o abandonar la Iglesia (aunque sea patrimonio de la Humanidad). Yo conseguí de todas escaparme antes de que me echaran, por eso lo advierto… con un poco de picardía podemos escapar de los sectarismos religiosos.


Sicilia: una isla con mucho carácter y personalidad propia.

Articulo escrito por Ana G. B.

Nos tomamos el viaje con mucha tranquilidad puesto que Sicilia da para mucho... Hemos intentado no estresarnos y disfrutar de los lugares menos frecuentados por la gente y del entorno más rural de la isla. No estuvimos en demasiados lugares turísticos. Bueno, en algunos sí, por ejemplo en la reserva natural cercana a Scopello, San Vito, Donnafugata, Ragusa, Chiaramonte... 
Reserva de lo Zingaro



 Aunque te  parezca imposible no visitamos Taormina, ni las gargantas, ni Agrigento, ni Trapani... Preferíamos deambular por pueblos cercanos a nuestras casas rurales, como Donnalucata, Francavilla, Castiglione, Malfa y algunos que ni nos acordamos de sus nombres. También estuvimos de excursión en el lado norte del Etna con el guía que nos recomendó Gabriella de la casa. Fue muy interesante y además de darnos una gran lección de vulcanología nos explicó muchísimas curiosidades y aspectos interesantes de la isla (historia, política, vegetación, personalidad de sus gentes, gastronomía etc...). Yo diría que esta zona noreste es la que más nos gustó de Sicilia.
Ragusa Ibla
Ragusa Ibla
También comentarte que el trato humano en todas las casas fue excelente, en especial el de Franco en la casa de Ragusa.
Y para terminar el viaje, Salina estuvo genial. Precioso, mágico, pocos turistas. Nos encantó Pollara, la casa y toda la isla. Comimos de maravilla y nos lo pasamos muy bien.
Ventana en Salina
Relax en el alojamiento de Salina
En resumen, un éxito. Sicilia es una isla con mucho carácter y personalidad propia. Es muy diferente y ha valido la pena conocerla.

Juan y yo os estamos muy agradecidos por habernos asesorado tan bien y habernos proporcionado unos alojamientos tan especiales.

Un abrazo,
Ana y Juan 


Nuestro viaje en Julio por Sicilia

Articulo escrito por Iratxe B.

El pasado día 20 de Julio comenzamos nuestro viaje de 12 días por Sicilia.
Como no teníamos muchos días lo que decidimos es recorrer la isla por la costa (dejamos el interior para otro viaje y otras fechas, por el calor). Llegamos a Palermo y desde ahí nos fuimos a Santa Agata de M., habíamos quedado a cenar en el agroturismo, bueno, el sitio esta genial y la cena en la terraza…
Vista desde el alojamiento
Durante 3 días estuvimos recorriendo la zona norte de la isla (Cefalù,aunque estaba a tope de turismo merece la pena, y comer en las terraza en el borde del mar…) la zona de Capo D'Orlando está muy bien para darse un baño sin agobios de gente.
Cefalù
 Después nos fuimos a la Zona de Catania, el Etna, espectacular!!! Taormina hay que verla aunque sea demasiado turística en esta fechas. Y el agroturismo de la familia Gulisano sin palabras, genial el sitio y la gestión (para repetir sin duda).
El agroturismo del Etna
Después de un par de días en esta zona nos dirigimos al sur a Pozzallo, en el camino visitamos Siracusa, merece la pena callejear por Ortigia. En el sur que os voy a decir,  IBLA, SCICLI, MODICA, NOTO… y para nosotros genial la zona de Capo Passero: aquí nos fuimos a navegar en Velero con JURI de MEDITERRÁNEA VELA, otro día para repetir de verdad, te lo pasas genial y descubres la costa de otra forma. En Marzamemi Juri nos recomendó un restaurante en frente del puerto que fue ya el remate para ese día, (una pena que no me acuerdo del nombre).
 Y ya nos fuimos a la etapa final de nuestro viaje , la zona de Trapani, por la costa parando en Agrigento (nosotros lo vimos de día pero creo que será espectacular y mas bonito ver los templos al anochecer). En Trapani merece la pena callejear y tomar algo en la zona vieja. Erice, espectacular y la zona de San vito lo Capo, Castellammare…
En fin que nos gusto mucho Sicilia, los paisajes, la comida, la gente… (eso si hay que tener mucha, pero mucha paciencia con el coche) teniendo claro que necesita más de un viaje para conocerla un poco mejor.

Un viaje por el Noroeste de Sicilia

Articulo escrito por Alvaro U.

Somos dos parejas de Barcelona, de algo más de 50 años, que nos encanta Sicilia. La hemos visitado anteriormente en tres ocasiones y esta vez pedimos a Boris de Trinakria que nos organizara el viaje. Nos aconsejó que fuéramos a la parte Noroeste de la isla, porque a pesar de tener menos recursos que la parte Este, era menos turística y más auténtica. Sugirió que tuviéramos el cuartel central en Trapani. Por fin llegó el día del inicio del viaje,  domingo 7 de julio, y desde Barcelona, con Vueling,  aterrizamos en Palermo a las 3:30 de la tarde. Cogimos el coche de alquiler de Maggiore y desde el aeropuerto fuimos directos por autovía a Trapani. Vuelo, alquiler, ruta… todo como la seda, sin ningún problema. En poco más de una hora ya estábamos en los alrededores de Trapani, en el B&B de M. y A.. Maravillosa casa-villa con unos propietarios encantadores. 


Esa misma noche cenamos en Paceco, un pueblo muy pequeño y muy de donde nos alojábamos. Coincidió que era una fiesta local y la gente del pueblo lo celebraba a la noche en la plaza mayor bailando como se ha hecho siempre, a lo “agarrao”, y algunos con mucha gracia… mientras tanto, nosotros a la fresca, de mirones, en una gelatería tomando una granita de limón y unos gelati. Entrábamos en el ambiente de Italia… 
Al día siguiente fuimos a Segesta. Visitamos un templo griego precioso y ubicado en un valle cerrado muy bonito. Arriba del templo, a un Km aproximadamente, hay un anfiteatro romano en muy buen estado. Hacía mucho calor y en vez de ir caminando para ver el anfiteatro cogimos el autobús que une los dos monumentos. La excursión a Segesta merece la pena. De allí salimos hacia Scopello, pasando de largo, y viéndolo desde lo alto de la carretera, un pueblo muy bonito, Castellamare del Golfo. En Scopello, con unos bocadillos que nos habían preparado en una tienda de ultramarinos, nos fuimos a la cercana Reserva de lo Zingaro, con el plan de hacer una caminata y bañarnos en una de sus calas. 
Reserva de lo Zingaro