lunes, 19 de octubre de 2009

Sicilia: un pozo de culturas

Articulo Escrito por Irene M.

Hola Boris,
ya hace días que volvimos de Sicilia donde pasamos unos maravillosos días sin ningún inconveniente por lo que queríamos felicitarte por tu gestión. Los alojamientos que nos proporcionaste nos parecieron fantásticos ya que conjugaban tranquilidad al estar situados fuera de las grandes ciudades con todas las comodidades posibles, por no hablar de la amabilidad de sus propietarios que nos aconsejaron muy bien sobre todas las actividades que se podían realizar en cada región. La verdad es que los sicilianos nos parecieron una gente muy agradable y acogedora y la isla en general es muy tranquila (aunque también he de decir que no visitamos Palermo ni Catania, donde la cosa creo que cambia un poco).

Respecto al resto de la isla nos gustó mucho la región de Ragusa. Módica, Ragusa, Scicli o Noto nos parecieron ciudades muy pintorescas con todos sus edificios barrocos construidos después del terremoto del S. XVII y por lo que vimos todavía deben quedar fuera de los circuitos turísticos ya que no encontramos demasiados extranjeros paseando por sus calles. De todas formas (ahí va una pequeña crítica) creo que mejorarían mucho si las autoridades locales o regionales se preocuparan de limpiarlas un poco y sobretodo de cerrar el tráfico al centro histórico para que se pudiese pasear a través de sus callejuelas y admirar sus edificios sin intentar esquivar a motocicletas y coches al mismo tiempo.
De la región de Catania guardamos un recuerdo muy especial de la visita al Etna que hicimos con Carmelo. Fue un guía estupendo y aprendimos un montón de cosas interesantes ¡y no solo de geología!
La verdad es que Sicilia es un pozo de cultura. Además del espectacular barroco también tuvimos la oportunidad de visitar los mosaicos romanos de Villa di Casale y las ruinas griegas de Agrigento, Selinunte y Segesta, situadas todas ellas en parajes naturales excepcionales ¿Dónde si no en Sicilia puedes encontrar una playa donde además de bañarte puedes admirar los restos de una cultura milenaria?




El último día de nuestra estancia en la isla M. (el propietario del B&B de Trapani) nos convenció de cambiar nuestra ya planificada visita a Palermo por un día de descanso en las Islas Égades. Decidimos hacerle caso y aunque nos costó un poco llegar a Levanzo (los catamaranes en esta época del año están muy solicitados) luego pasamos un día fantástico explorando las calas de una isla prácticamente virgen.
En fin, Sicilia nos pareció un destino ideal para conjugar cultura, naturaleza y descanso. De todas formas, quizás no deberíamos hacer demasiada publicidad de la isla, no vaya a perder su autenticidad para convertirse en otro parque temático explotado al límite por los especuladores urbanísticos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario