viernes, 6 de marzo de 2009

El Cinema en Sicilia: El Gattopardo


Articulo escrito por Javier Ramirez Noguerol
Siempre que la palabra Sicilia ha entrado por mis oídos, me ha provocado una especie de efervescencia de asociaciones familiares que finalmente cuando la conoces no te resulta extraña. Y no es para menos. Digo efervescencia porque es la misma que toma lugar en el crisol de sus milenarias culturas. Digo familiar porque en algún instante de la noche mágica de Palermo me ha dado la sensación de haber vivido ese instante. Pero quizás la imagen más asociada a mi retina ha sido esa de la 'Villa Boscogrande' en las primeras tomas de la película 'Il Gattopardo', donde una magnífica perspectiva con luz cálida enmarcada por palmeras, naranjos, olivos y cipreses además de esos cuántos bustos de mármol blanco salpicados a lo largo del camino, crean el icono perfecto de la Sicilia de luz cegadora e inmenso cielo azul que yo siempre había soñado.