jueves, 15 de septiembre de 2011

10 postales de Sicilia

Articulo escrito por Gea, Sandra, Conchi y Paloma

Buenos días Shine Sicily,
se nos ha ocurrido que para contar nuestro viaje, nada mejor que mandarles unas "postales", una selección de fotografías por cada día vivido acompañadas de un pequeño texto que podría ir detrás de la postal si las hubiéramos enviado por correo ordinario.
Mandamos 10 fotos y un texto para cada una.
Son trozos de un viaje maravilloso. Esperamos que les gusten! Gracias y un saludo.


8 de julio de 2011

Queridos ShineSicily,
Hemos llegado hace apenas unas horas y ya estamos abrumadas de tanta belleza. Decidimos inaugurar nuestro viaje siciliano en Segesta. Bajo un sol de justicia, y casi en peregrinación, subimos todo el camino que lleva hasta el anfiteatro. Mientras subes vas viendo, de lejos, cómo es el Templo de magnífico. Parece casi un espejismo. Cuanto te acercas, no puedes creer sus proporciones.
Ahora estamos visitando Cefalù. La bahía resguardada por ese impresionante peñasco hace de Cefalù una ciudad de postal. Todas las estrechas calles que dan al mar te piden literalmente que bajes a la playa a bañarte. Hemos descubierto algo sensacional: el helado metido en una brioche. ¡Qué invento tan estupendo y qué comienzo de viaje!
9 de julio de 2011

Queridos ShineSicily,
Ayer, de camino al alojamiento, que es la casa de nuestros sueños (parecía que estábamos en el escenario de una película romántica), vimos por primera vez el Etna, casi de noche. Esta mañana, C., nuestro anfitrión, nos recomendó visitar las Gole d’Alcantara. Bajamos por una escalera de piedra y nos bañamos en el agua helada. Son increíbles las paredes laminadas de roca basáltica. Por la tarde, llegamos a la soñada Taormina. Veníamos bordeando la costa desde Giardini-Naxos. El azul del mar, las casas de la ciudad colgante, el teleférico, l’Isola Bella, eran exactamente como las fotos que habíamos visto tantas veces en las guías… a tamaño real ¡para nosotras! El Anfiteatro es un mirador incomparable: El Etna al fondo, al otro lado Messina y el estrecho. Después de un paseo por los jardines comunales, en donde una pareja de recién casados hacía sus fotos de boda, regresamos al lugar más especial de Taormina: la Plaza IX Aprile, con su insuperable vista al mar. ¡Otro día maravilloso!


10 de julio de 2011

Queridos ShineSicily,
Cómo nos sorprende Sicilia: parece imposible pero cada día es mejor que el anterior. Hoy subimos al Etna. La carretera que lleva hasta el Refugio Sapienza está sembrada de pequeños pueblos y mucha vegetación (sobre todo retama amarilla). De repente, la lava oscura sustituye a los árboles. Tras una visita por los cráteres del Refugio, bajamos un poco hacia la Schiena dell’Asino, un camino muy particular al final del cual se puede contemplar, en toda su grandeza, la Valle del Bove, un mar de lava detenido, un paisaje realmente dramático. Allí nos ocurrió algo insólito, por el mismo senderito por el que habíamos llegado nosotras apareció una pareja joven. El chico llevaba un violín, lo sacó de su estuche y se puso a tocar, como si fuera una ofrenda al volcán.
Por la tarde visitamos Acireale, el pueblo natal de nuestro anfitrión. La Lonely Planet nos recomendaba bajar por un caminito pintoresco hasta un lugar costero con mucho sabor local: Santa Maria de la Escala. En el camino nos encontramos con músicos y artistas que durante los meses de verano exponen allí. De regreso a Acireale, y ya atardeciendo, nos tomamos un aperitivo siciliano en una plaza pequeña y preciosa.


11 de julio de 2011

Queridos Shine Sicily ,
¡Qué regalo para la vista es conocer Siracusa! En Ortigia todo es de piedra blanca y casi duele a los ojos tanta claridad y tanta belleza. Uno ya no sabe a dónde mirar. Hemos llegado un poco tarde y no encontrábamos sitio para comer. Tras preguntarle a un chico que nos recomendó el restaurante La Foglia (recomendado por las guías, también), nos hemos encontrado con un lugar que parecía una casa abierta. Y casi accidentalmente nos hemos topado con la famosa La Foglia. Aunque a deshoras (la ciudad parecía dormida), el dueño nos invitó a entrar y nos puso música de tango. Al final comimos muy bien allí. Nos impresionó la decoración. Donde quiera que miráramos: paños de ganchillo, vajillas floreadas, manteles bordados a mano. Cada mesa tenía labores distintas. ¡Recomendamos a todos los visitantes parar en La Foglia!
Después nos demoramos paseando por la ciudad, la Fonte Aretusa, la Judería, no nos cansábamos de callejear. Tanto que se nos hizo tarde y al llegar al Teatro de Siracusa ¡ya nos lo habían cerrado!


12 de julio de 2011

Queridos ShineSicily,
Hoy hemos dormido en nuestro segundo agriturismo, otro lugar sacado del decorado de una película. Nos recomendaron ir a cenar a un lugar de carretera cerca de Santa Croce Camerina y ¡cómo comimos allí!
Nuestro objetivo hoy han sido las ciudades de Ragusa Ibla y de Módica. En Ragusa se rodó una escena de Divorcio a la Italiana y, sin buscarlo demasiado, conseguimos encontrar el emplazamiento exacto de una famosa escena. Las calles empinadas, laberínticas, las casas despeñándose casi por las colinas, aunque inmóviles tras los siglos, nos han hecho pensar en Las Ciudades Invisibles, de Italo Calvino. En Módica hemos subido muchas escaleras (pero la ascensión merecía la pena) y también hemos comprado chocolate, una especialidad modicana. Bajo la sombra de unas arcadas nos hemos tomado las mejores Granite hasta el momento (pese a haber buscado y buscado no hemos encontrado el granizado de gelsomino, tal vez ya no era la estación), en particular la granita de mora del Etna ¡deliciosa!
¡También llevamos ingeridos unos cuantos litros de latte di mandorle!


13 de julio de 2011

Queridos ShineSicily,
El día de hoy lo hemos dedicado a la Reserva de Vendicari, que nos recomendaron en el alojamiento. Es difícil creer que el agua, cristalina y turquesa, no sea más que una ilusión óptica. Fascinadas por las ruinas de la Tonnara (una almadraba centenaria cuyos restos parecen una construcción misteriosa). Protegiendo la Tonnara, como un baluarte sobre el mar, está la Torre Sveva, un castillo normando a cuya sombra hicimos un picnic. El baño entre las rocas fue inolvidable. Después de recorrer otra playa de la Reserva fuimos a ver atardecer a Noto. Todo lo que dicen de esa bellísima ciudad es cierto: la vía principal, el Corso Vittorio Emanuele, es un prodigio de la arquitectura. La luz naranja daba sobre la escalinata de la catedral y sencillamente no tenemos palabras para tanta hermosura.


14 de julio de 2011

Queridos ShineSicily,
¡Qué emocionante ha sido llegar por la carretera hasta el Valle de los Templos y avistar a lo lejos, sobresaliendo en la colina pelada, el Templo de la Concordia.
A pesar del calor, hemos recorrido fascinadas las ruinas, hasta las columnas que quedan del Templo de los Dióscuros. En un puesto de souvenirs hemos visto a un chico tocando un arpa de boca: aquí lo llaman marranzano o scacciapensieri. Hemos comprado unos pero no es nada fácil hacerlos sonar…
Por la tarde no hemos querido perdernos la ansiada Scala dei Turchi, esa inmensa escalera de roca blanca que da al mar. Como no podía ser de otro modo ¡ha cumplido todas nuestras expectativas! En el coche, escuchamos a Franco Battiato que nos ha acompañado durante muchos kilómetros, casi como un homenaje.
15 de julio de 2011

Queridos ShineSicily,
Sin saberlo, hemos ido a Palermo el día de Santa Rosalía, su patrona. Las calles estaban desiertas, como de resaca tras la fiesta, y todo cerrado. Por ese motivo no hemos podido ver la Capilla Palatina ni las Catacumbas de los Capuchinos. Pero hemos comido en un lugar extraordinario: la Antica Focacceria San Francesco. No hay que perderse allí los involtini de pez espada y de berenjena. Para compensar, hemos paseado en calesa.
Algo realmente abrumador fue el interior de la Iglesia de Santa Caterina de Alejandría, el mayor despliegue barroco que hemos visto nunca.
Como colofón, hemos disfrutado de la puesta de sol en Erice. El camino que lleva hasta allí (fuimos en coche), está lleno de curvas cerradas, pero realmente vale la pena visitar Erice. Tras pasear por la ciudad, en perfecto estado de conservación (nos impresionó el hermoso empedrado), terminamos en María Grammatico, una confitería con una terraza insuperable. Por la noche, el perfil de los castillos de Erice parece que se recorta en la oscuridad.
16 de julio de 2011

Queridos ShineSicily,
En el Agriturismo de Trapani todo es hecho en casa y cultivado en la propia tierra. Cenamos allí espléndidamente y nuestros anfitriones son pura amabilidad. Hoy hemos cogido un barco desde Trapani a la isla de Favignana. Allí alquilamos unas bicicletas y, sin rumbo fijo, fuimos recorriendo los caminos de tierra entre cardos y rocas cortadas como si fueran cubos semienterrados. Así, íbamos en busca de las calas y el mar era, una vez más, tan azul, que invitaba a bañarse. Y sí, para eso mandamos esta postal, para que dé testimonio del color del agua que rodea toda la isla de Favignana.
Por la tarde hemos aprovechado para pasear por Trapani. Nos ha gustado mucho el mercado de pescado, una plaza en semicírculo especialmente armónica, así como el Paseo Dante Alighieri, un pintoresco paseo marítimo.
17 de julio de 2011

Queridos ShineSicily,
No podemos creer que esto se acabe ya. Aprovechamos este día para descansar porque el viaje ha sido trepidante.
Nos ha gustado la hospitalidad de la gente, de nuestros anfitriones, la comida, la bebida, todo. Muchas gracias, chicos, y gracias a Sicilia por ser una tierra tan generosa.
Esta postal es lo que se ve desde nuestro último alojamiento.
¡Hasta pronto!

1 comentario:

  1. Anónimo8:09 p. m.

    Me ha parecido muy interesante vuestro viaje y como lo habeis comentado

    ResponderEliminar