miércoles, 28 de noviembre de 2012

Trapani: la Sicilia que no te esperas

En estos muchos años de trabajo, una de las cosas que más me ha sorprendido de las personas que nos han contactado para viajar a Sicilia, es que la mayoría de ellas quieren ver básicamente la parte este, como si en el oeste no hubiera nada a parte de Palermo y algunas cositas más... Quiero entonces dedicar este articulo a la provincia de Trapani, sin duda la zona más rica en recursos de toda la isla (según mi opinión, ¡y soy siciliano!). Por supuesto que en el este habría el Etna, Taormina, Siracusa, etc. etc. y que ciertamente vale la pena visitar, pero vamos a ver que se puede visitar en la sola zona de Trapani. Yo diría que hay un poco de todo (y muy concentrado respecto a las largas distancias que se pueden fácilmente recorrer en Sicilia) y que tal vez no baste una semana para verlo todo...



Reserva de lo Zingaro


Marettimo
Empezamos con el mar. Sin ningún orden de belleza sino de pura geografía, en la parte norte, a confino con la provincia de Palermo, hay el hermoso pueblo de Scopello. Aquí hay un rincón espectacular a la Tonnara (la antigua fabrica de atún), con sus esplendidos "faragliones". Scopello es también una de las puertas de la Reserva dello Zingaro, 8km de naturaleza incontaminadas que ofrecen unas cuantas calas de aguas cristalinas y maravillosas. La otra puerta de la reserva es prácticamente el pueblo de San Vito lo Capo, un pueblo antaño marinero y hoy en día muy turístico. No obstante tiene una de las mejores playas de toda Sicilia, de arena blanca finísima y aguas turquesas. Justo en frente de Trapani hay las islas Egadis, un paraíso para los amantes del mar. Destacaría la isla de Marettimo (la más lejana) pero las tres son todas muy bonitas. Lo mejor para aprovechar estas islas es ir en velero.
En velero a las Egadis
Salinas - Marsala
Marettimo
Arqueología. Segesta y Selinunte son los sitios de arqueología griega más importantes. En el primero encontramos un templo (el mejor conservado de toda la isla) y un teatro inmersos en el campo. En Selinunte, mucho más grande, tenemos varios restos de templos más imponentes que rivalizan solo con los de Agrigento. La isla de Mozia en cambio alberga el único museo de arqueología fenicia que hay en Sicilia.
Selinunte
Erice es un pueblo medieval, todo de piedra, muy bien conservado. Se puede decir que sea la "Taormina" del oeste. El mismo casco viejo de Trapani es muy bonito, casi todo en estilo barroco. Marsala y Mazara del Vallo también se merecen una visita. La carretera que une los dos pueblos es famosa por las salinas y los molinos de viento que por esta razón es nombrada "la vía del sal".
Erice
Gibellina es un pueblo interesante pero poco conocido. Dividido entre la parte nueva y vieja (a unos 20km uno de otro), la vieja presenta un aspecto espectral. Totalmente destruida por el terremoto del Belice del 1968, ha sido abandonada dejando todo tal y como el terremoto las dejo. Algunos de estos restos, fueron recubiertos con cemento por el artista Alberto Burri. El "Cretto di Burri" (una de las obras de arte contemporánea más extensa al mundo) es un enorme monumento de la muerte que reproduce las calles y callejuelas del viejo pueblo. La parte nueva en cambio es un museo "an plein air" donde muchos artistas italianos llamados a "humanizar" el territorio, dejaron una obra. Gibellina entonces, en cuanto laboratorio de experimentación y planificación artística, fue declarada la primera ciudad de arte contemporánea en Italia.

La "Montagna di sale" de Mimmo Palladino




























No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada