miércoles, 6 de febrero de 2013

Un viaje a Sicilia muy natural

Como describir SICILIA: Arte y más arte por donde la mires, clima mediterráneo, playas de ensueño con unas aguas turquesas tranquilas increíbles, su gastronomía y sus encantadoras gentes, un viaje que no olvidaremos…
 Es curioso las casualidades de la vida, la primera vez que subí a un volcán fue en nuestro viaje de novios, entonces ya me impactó, viniendo del norte donde todo es verde y llueve a menudo, 40 años después nos encontramos de nuevo subiendo a otro volcán: el Etna!! Hicimos una ruta andando con Carmelo, un vulcanólogo que nos explicó la grandeza de un volcán que está en activo, con sus cinco cráteres y he comprobado como viven y trabajan sus gentes sacando provecho de sus tierras volcánicas.

Estuvimos unos días en Ragusa Ibla con su rico arte barroco en cada esquina, sus gentes estupendas que tratan con amabilidad al visitante, aquellos desayunos en la azotea de la casa de A. y de G., toda una artista con sus bellos dibujos.
Visita obligada del sur de Sicilia es el Valle de los Templos en Agrigento, con baño posterior en la playa de Scala dei Turchi, curiosa, con unas impresionantes rocas blancas y unas azules aguas que impresionan.
Scala dei turchi
También visitamos Scicli y otra playa en la reserva de Vendicari, San Lorenzo, donde nos sorprendió una tormenta. Mas tarde seguimos hacia la Villa de Tellaro. Al día siguiente excursión a Pantálica en el valle dell'Anapo, una reserva natural donde algunos se bañaron en sus pozas.
Pantalica
En Noto caminamos por sus calles entre desniveles y escalinatas, y encontramos innumerables palacios y casonas de piedra, sus balcones decorados con su bello arte barroco, las ménsulas, sus grotescas figuran que miran al turista un tanto burlonas. Cada año, en el tercer domingo de mayo se celebra en Noto una fiesta floral que cubre sus calles formando figuras armoniosamente conjuntadas que harían felices a los amantes de las flores, como es mi caso. Nosotros hemos estado en septiembre y pudimos ver los dibujos en el suelo de esta florida fiesta (Infiorata).
Noto
Para la segunda parte del viaje nos desplazamos hacia el este de Sicilia, en concreto a Santa Venerina en la ladera del Etna, estando alojados en una casa rural, llena de  árboles frutales. Allí estuvimos como en casa, entre mandarinos, naranjos, castaños y nogales, huertas donde se cultivan las hortalizas que luego se servirán en la mesa. La perrita Nerea y el canto de los pájaros nos daban una paz inconmensurable. Madrugábamos y después de ponernos las pilas con los desayunos que nos preparaba Cesare nos íbamos de  excursiones todos los días.
Una de las excursiones fue a Taormina, curiosa ciudad que está situada en una altura considerable, sorprenden las vistas a su bahía de Naxos con el Etna al fondo, sus abigarradas calles llenas de turistas, sus empinadas callejuelas llenas de tiendas de lujo, flores por doquier en los balcones, bullicio que le dan un aspecto de movimiento continuo en la calle, su clima y la cordialidad de la gente invitan a pensar que no es extraño que en el pasado siglo escritores y actores fueran a descansar a esta ciudad tan encantadora.
Desayuno en Santa Venerina
En Catania estuvimos viendo la catedral de Santa Ágata en la Piazza Duomo, el Teatro Vincenzo Bellini y en el centro de la plaza La Fuente del Elefante, San Nicoló, donde están los enterramientos de la I y II Guerra Mundial, que impresiona..., la Universidad, el gran mercado lleno de bullicio y de colorido con los puestos en la calle donde vendían el pez espada y los erizos de mar, toda una diversidad de una ciudad que mantiene lo antiguo y lo actual.
En cuanto a su gastronomía hemos probado sus vinos, sus quesos, su variedad en pastas,  y sus diferentes maneras de preparación, los higos chumbos, la mermelada de algarroba, y su especial chocolate modicano.
Agradecer a toda la gente que tan cordialmente nos atendieron por su profesionalidad y amabilidad, y especialmente a Boris y Gianni que nos prepararon un viaje inolvidable.


ORGANIZA TU RUTA POR SICILIA ➜

No hay comentarios:

Publicar un comentario