jueves, 2 de abril de 2015

Pascua en Scicli (Ragusa)

Al final de la Semana Santa, el domingo de Pascua se celebra la Resurrección de Cristo, dicho el 'Hombre Vivo'. La estatua de madera de Cristo, cariñosamente llamado "la alegría"(=u gioia en siciliano), es llevada en procesión por las calles de la ciudad con los fieles que la hacen bailar todo el día hasta el anochecer. Recientemente, el cantautor Vinicio Capossela ha dedicado una de sus canciones a esta fiesta tan peculiar.




A eso de las once de la mañana, desde la iglesia de Santa María la Nova sale la procesión. La cola de la procesión aún no está fuera de la iglesia cuando un gran grupo de jóvenes toma posesión de la estatua del Cristo resucitado. Elevan energéticamente
la estatua a la altura máxima con los brazos levantados, todo el mundo gritando repetidamente: ¡Alegría! Alegría! Alegría! Empieza así un ritual orgiástico inquietante y sublime. Durante más de una hora, dentro de la iglesia, la juventud, en intervalos cortos y regulares, siguen levantando la estatua, inclinando la balanza lateralmente, hacia adelante, hacia atrás, siempre gritando a coro: ¡Alegría! Alegría! Alegría! Es impresionante lo que pasa. Se celebra claramente un ritual erótico fuertemente marcado. Para ver esto, basta con ver su rostro y los movimientos de los jóvenes, llenos de vitalidad. Ellos improvisan, juegan, chocan, se ríen con la participación íntima y total. Sobre la medianoche finalmente ponen en libertad la hermosa estatua de madera dell'Uomu Vivu.

Un clima orgiástico y un
ritmo agitado trasladan el simulacro por las calles de Scicli, empujándolo hacia arriba y abajo, adelante y atrás, y en todas las direcciones, según el capricho y la fantasía de los jóvenes que lo llevan bajo el sonido de las marchas más concurridas, bajo una lluvia de flores lanzadas desde los balcones de las casas y en una tormenta de disparos procedentes de la colina ensordecedor de San Mateo.

ORGANIZA TU RUTA POR SICILIA ➜


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada