martes, 13 de octubre de 2015

Viaje en familia a Sicilia


(Articulo escrito por G. F.). Efectivamente ya estamos de vuelta, y lo primero que hay que decir es que nos ha encantado Sicilia, la ubicación de los alojamientos es perfecta para conocer el Sureste de la isla. Ni qué decir tiene que los alojamientos nos parecieron una pasada, la Casa de Cesare fue una gozada y su trato amable, y una charla culta y agradable... Y que decir de Francesco de Agrigento, la plaza estaba en obras y nos facilitó el aparcamiento gratis, y fue a buscarnos para recoger las maletas, siempre pendiente para que no faltara ni un solo detalle, una gozada. En cuanto a Ragusa Ibla, más de lo mismo Antonio nos fue a buscar al parking para llevarnos las maletas la ubicación perfecta, la única pega para ser sinceros de las dos habitaciones dobles una era estupenda con unas vistas fantásticas y la otra mas pequeña con camas pequeñas y dando al callejón de entrada.



En cuanto al viaje, Taormina que todos los gurus despotrican de si esta masificada y tal, lo está porque a mi entender es bellísima y para nosotros es un recuerdo imborrable; el atardecer en lo alto del teatro griego, es verdad todo hay que decirlo que la calle principal parecía la Calle Preciados en Navidades.
De los alrededores de Catania, Acireale y Acitrezza; nos encanto sobre todo Acitrezza donde aquel día hacia un calor enorme y nos dimos un baño inolvidable entre la rocas del Ciclope. Y en Santa Maria de la Scala nos tomamos unos mejillones y almejas y unos spaghettis con mejillones y un pescado (quiero recordar que era Sargo), aquello estaba de saltarse las lagrimas, preparado por dos abuelas que una de ellas  me llevo de la mano para elegir el pescado dentro (me dice mi mujer que el restaurante cree que era Tratoria la Timpa).

Siracusa con su teatro y la oreja de Dionisio pero lo que nos dejo enamorados fue Ortigia pena de no haber tenido mas tiempo para pasar una noche allí y pasearla por la noche nos fuimos con verdadera pena.

Siracusa
 Ragusa, ¡¡¡Mama mia!!!  a mi personalmente es uno de los conjuntos monumentales mas hermosos que he visto (y perdonarme la pedantería pero estoy bastante viajado). Aquella iglesia de San Giorgio en lo alto de la calle con la enorme escalinata todo ello iluminado por la noche me puso los pelos como escarpias.
Ragusa Ibla
La Villa romana de Casale la visitamos con Dino, cosa que a nuestro entender merece la pena porque sin sus explicaciones no hubiéramos valorado tanto, lo excepcional de los restos arqueológicos.
Villa romana del Casale
De Agrigento la ciudad, bueno sin mas tiene su punto pero lo que tiene Agrigento que lo hace imprescindible es su Valle de los Templos que visitamos con Rosa Maria y por supuesto la pasada de la Scala dei Turqui, preciosa y no había demasiada gente y mis hijas se dieron un buen baño en Eraclea Minoa que les encanto.
Scala dei Turchi
Y por ultimo camino de Catania a Enna con su bonito emplazamiento y por fin Catania, por cierto que nos alojamos en un hotel (que estaba fuera de catalogo de Trinakria Tours). Por la noche estuvimos en una Enoteca que era la leche con cientos y cientos de botellas de vino y un restaurante por la zona donde comen los cataneses que comimos de maravilla, y en cuanto a la inseguridad te comen el tarro nada mas llegar en donde el alquiler del  coche te dan un folleto de la policía advirtiéndote, pasquines en las paredes sobre robos  etc. etc., que terminan por acongojarte y la verdad no es para tanto lo normal de medidas de seguridad estuvimos en Catania visitándola durante el día y francamente ni mas ni menos peligrosa que Madrid.

Por cierto se me olvidaba el Etna subimos hasta donde se podía con todo terrenos pero fue una pena porque hacia un viento fortísimo y no había quien parara.

En fin y por ultimo decir que hemos encontrado una gente estupenda amable y acogedora, al menos esa es nuestra experiencia.

Un saludo y hasta siempre.

Guillermo y familia.


ORGANIZA TU CIRCUITO EN FAMILIA POR SICILIA ➜


No hay comentarios:

Publicar un comentario