martes, 23 de agosto de 2016

12 días en Sicilia en agosto 2016

Sicilia merece muchos días más. Volveremos porque nos encanta su historia. Ha padecido tantas invasiones y su superficie es tan montañosa que sus pueblos están colgados de las montañas. Con el tiempo han construido también en ellas edificios de pisos, cosa que no deja de sorprender.
La vegetación y el paisaje no es muy diverso pero el Etna y los pueblos de su alrededor es un mundo aparte. La excursión al Etna de la mano de Carmelo ha sido toda una experiencia llena de saber científico y de humanidad.



Los bosques destruidos por la lava tardan un siglo y medio en recuperarse, así parece que también se espera que ocurra con tantos inmuebles –algunos a medio construir- que se ven abandonados, probablemente azotados por una crisis inmobiliaria que se veía venir pero no por ello ha sido menos devastadora.
Otro capítulo son las ciudades barrocas con una cantidad tan inmensa de iglesias que dominan el urbanismo y  te permiten el placer casi irreverente de cenar delante de una de sus majestuosas puertas. Muchas están abiertas, las puedes visitar libremente y algunas a través del código QR como en el casco histórico de Ragusa Ibla.


Resulta muy agradable callejear y encontrar tantos balcones con soportes tan historiados, balcones, rejas... En Palermo hemos apreciado la decadencia tan especial de sus edificios descascarillados que no se pueden destruir, hay que guardarlos aunque cueste porque tienen mucho encanto.



Las invasiones y los terremotos ya destruyeron mucho. Además, está el placer por la gastronomía en la que el pescado tiene un sabor auténtico, la pasta está hecha con gracia y los postres suponen miles de calorías de placer. 


Articulo escrito por Mercè M.

ORGANIZA TU RUTA POR SICILIA ➜

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada