jueves, 19 de octubre de 2017

SÍCULA

No hay una Sicilia. Hay muchas. Dentro de la Trinacria, o isla triangular, existe tal diversidad geográfica, paisajística, histórica, política, arqueológica y cultural, que es difícil conseguir una adecuada visión de conjunto si no se visita por partes, pausada y escalonadamente, haciendo de la movilidad un aliado y no un adversario, que permita descubrir sus innumerables tesoros. Teniendo clara esta premisa y si se desea encontrar en Sicilia algo más que un delicioso cannolo, una refrescante granita, o una camiseta de Marlon Brando acariciando un gatito, es imprescindible asesorarse bien antes de iniciar el viaje. En nuestro caso, Boris y Giovanni, de Trinacria Tours, interpretaron a la perfección nuestra idea y seleccionaron tres áreas geográficas con un centro estratégico desde el que poder acceder de forma asequible a las zonas más hermosas, no las únicas por supuesto, de la isla.