lunes, 9 de abril de 2018

Una escapada siciliana para semana Santa

Los 4 Canti de Palermo
El turismo puro y duro es agotador, las vacaciones son para descansar y Sicilia ofrece tanto que en 10 días hay que elegir.

2 noches en PAlermo, 2 en NUbia, 2 en RAgusa y 3 en RAgalna: PANURARA! Encantación mística tantas veces repetida en mi cabeza para ritmar este viaje iniciático.

De Palermo la decadente a Ragalna, al pie del imponente Etna nevado en este final de marzo, recorrimos la isla en coche por el sur haciendo pausas en Nubia (las salinas al lado de Trapani) y Ragusa. Nuestra idea era seguir el itinerario perfectamente diseñado por Trinakria Tours dando forma a lo que iba a ser un viaje inolvidable.



Las respiraciones entre etapa y etapa, fueron sin dudas los parques naturales. Correr entre pinos y orquídeas a la orilla del mar dominando calas vírgenes de aguas transparentes (reserva natural del Zingaro entre Scopello y San Vito), perderse entre molinos abandonados y monasterio benedictino (GR del parque de los Molinos en Ragusa) o subir al Etna con esquí de travesía (parque natural del Etna) nos permitió ritmar este viajar escuchando nuestros cuerpos en cada momento para asimilar sin agobios tanta belleza.

Día 1: Palermo - Free Tour, Capilla Palatina, Catedral, Teatro Massimo (Opera “Fra Diavolo”), cena en los chiringuitos de la librería Feltrinelli. Cannoli en Cannolissimo.




Día 2: La Reserva del Zingaro, Erice y las famosas Genovesas (dulce caliente) en la pastelería de Maria Grammatico. Noche en un Relais de Nubia. Cena en La Dolce Vita de Trapani con un excelente cuscús de pescado.




Día 3: Trapani y la preparación de la semana Santa con los costaleros ensayando en cada iglesia especialmente en la del Purgatorio. Caletta S. Liberale, concierto barroco en la iglesia de Sant’Alberto (Dmitry Sinkovsky y l’Ariane Ensemble), cena en la Osteria de San Pietro, cerca del puerto.

Día 4: Nubia-Ragusa (250 km en coche), parándonos en Selinunte, La Scala dei Turchi y Agrigento. Cena en la pizzería “Barocco” de Ragusa.




Día 5: Parque de los Molinos, visita de Ragusa y cena típica de Pascua en casa de Chiara en Ibla (casco viejo de Ragusa).

Dia 6: Villa Romana del Casale, Caltagirone, Piazza Armerina y llegada a Ragalna.

Día 7: visita de Catania y cena de pescado en la Corte dei Biscari.

Día 8: esquí de travesía en el Etna con subida a 3.000m desde el refugio de Sapienza.




Conclusión: nos faltó un montón por descubrir: Siracusa, Taormina, Mozia, Egades, Marsala, Cava Grande del Cassibile, islas Eolias…pero tenemos muchas ganas de volver para completar este viaje. Más allá de la gastronomía, los paisajes y el arte, nos encantó la gente y su cálida acogida.  Los 4 B&B elegido por Trinakria Tours, su localización y sus dueños han sido un acierto total.


Articulo escrito por Bernard B.


ORGANIZA TU RUTA POR SICILIA ➜


No hay comentarios:

Publicar un comentario